Gracias a la iluminación es posible trabajar mejor y de manera más cómoda. De hecho, este es un factor determinante para generar un buen ambiente en el trabajo. Elegir la iluminación adecuada repercute directamente en la productividad, más si es un taller. Por eso, para que el profesional trabaje sin forzar la vista, se necesita de un experto que lo ayude en este aspecto.

Elementos de iluminación taller

La recomendación principal es que se utilice la iluminación natural. Además de ahorrar energía, lo que supone un ahorro de dinero en la factura, es suficiente para trabajar cómodamente. Sin embargo, no siempre se dispone de la misma cantidad de luz, por ejemplo, en los días lluviosos. De allí la importancia de contar con varios elementos de gran utilidad para iluminar el taller según la zona.

Se puede utilizar la luz solar o bien la artificial. En el caso de esta última, es recomendable determinar el nivel de iluminación así como el tipo de lámparas que se utilizará para crear un ambiente agradable para el trabajador. Puedes utilizar entonces luces fluorescentes o incandescentes, así como bombillas halógenas. Todo dependerá de la necesidad que se tenga y la zona del taller.

Iluminación Taller mecánico

Además de mejorar la visibilidad, la iluminación es sinónimo de fiabilidad. En el caso del taller mecánico, se puede combinar la luz natural con la artificial. De esa manera se incrementa la productividad del mecánico.

Vale mencionar que cada zona del taller tiene sus propias necesidades, y para cada una se tiene una solución. No obstante, la clave es que la luz no fluctúe pero tampoco deslumbre, así se evitan reflejos y errores.

Aunado a eso, se debe considerar la elección del color de la luz pues esto también influye en la comodidad del trabajador. Lo recomendable es utilizar tener una temperatura del color similar a la solar. Para ello se puede utilizar entre 5.300 y 6.500 grados Kelvin.

Las luces de tubos fluorescentes tienen una vida útil de 10.000 horas. Por eso, son utilizadas con frecuencia en talleres mecánicos. Para mejorar la calidad de la luz se pueden usar lámparas fluorescentes con reflectores.

Normativa iluminación taller mecánico

Las normas de iluminación de los talleres mecánicos buscan reducir los riesgos para la seguridad de los trabajadores. Por ello, se requiere de un alumbrado de emergencia en zonas de evacuación. Además, se deben utilizar sistemas que no supongan riesgos eléctricos, de explosión o incendio.

En cuanto a la distribución de los niveles, esta debe ser lo más uniforme posible. Además, se debe mantener un nivel adecuado de visualización para así evitar variaciones bruscas dentro de la zona de operación. No te olvides tampoco de evitar deslumbramientos producidos por la luz solar o cualquier luz artificial de alta intensidad.

Cuál es la mejor iluminación para un taller

Antes de determinar cuál es la mejor iluminación para un taller, es necesario tener en cuenta dos términos: el primero es el Nivel luminoso. Este viene determinado por el tipo de iluminación recomendada según el espacio.

Luego tenemos Lux. Explica la unidad de medida de ese nivel luminoso. Esta se calcula al medir los lúmenes de la fuente de iluminación por los metros cuadrados que tienen la zona. Una bombilla equivale aproximadamente unos 50 a 80 lúmenes (eso te dará una idea para hacer los cálculos correctos).

Una vez determinados estos dos aspectos, se puede proceder a calcular cuál sería el nivel de iluminación correcta según la zona del taller:

Por ejemplo, en el área de trabajo es imprescindible tener un nivel luminoso bueno. En este espacio se debe tener un mínimo de 500lux; aunque en la mayoría de los talleres se maneja casi el doble de esta medida. Por cuanto, llegar hasta 1200 lux no es nada descabellado.

En recepción y oficina no se necesita tanta intensidad, por lo que 500 lux serán más que suficientes. Esto cuando la luz natural no sea la adecuada. En el caso de la recepción, se puede utilizar hasta 600lux.

En zonas de paso se recomienda un mínimo de 100lux pero tampoco se necesitan los 1200lux de la zona del taller pues estas solo se usan para desplazarse de una habitación a otra. Mientras tanto, en almacenes y archivos es necesario 150lux. Y en fosos más bien se necesitan las lámparas de mano o bien cualquier sistema que deje las manos libres el mecánico.

Iluminación para taller de costura

En vista de que los trabajadores de costura necesitan tener precisión en sus labores, se requiere de una buena iluminación en el taller. Sin embargo, no 500lux bastará para que los trabajadores realicen sus tareas adecuadamente.

Ahora bien, según la zona de trabajo pudiera este nivel aumentar. Así que pudieras ir aumentando la intensidad hasta que sea suficiente para brindar comodidad al costurero o costurera sin deslumbrarlo. Por eso, se debe tener en cuenta el cálculo mencionado anteriormente.

Iluminación taller carpintería

Un taller de carpintería necesita una iluminación cenital directa. Al venir de la parte superior, resulta más realista y cómoda por lo que tanto carpinteros como ebanistas podrán realizar su trabajo con alta eficiencia.

También se pueden adicionar algunos reflectores para aprovechar la máxima luz posible. Mientras tanto, las luces de proyector de posicionamiento eliminas sombras y mantienen un nivel de luz adecuado para los trabajos que se realizan en el taller. Las lámparas incandescentes o con bombilla fluorescentes son de gran utilidad en estos casos.

Iluminación para taller de pintura

Hay zonas que necesitarán más luz todavía. Por ejemplo, los talleres de pintura requieren de una alta iluminación pues el trabajador necesitará revisar la pulcritud en los detalles. En estos casos, se sugiere el uso de luz natural.

Hay una gran diferencia entre pintar usando la luz natural y la artificial. Y en el caso de elegir la luz artificial como elemento de iluminación, también debemos tener en cuenta el trabajo que se realizará. La razón es que no toda fuente de luz es adecuada para pintar.

La mejor elección en estos casos es la luz natural, pues los colores no son lo que vemos, sino lo que la luz proyecta. Así siempre te asegurarás de que estás haciendo un trabajo adecuado y que se proyectará el color original.